Make your own free website on Tripod.com

NOTAS DE
LOS ARCABUCES Y EL IDIOMA

Home

LAS MOMIAS DEL LLILLAULLACO
EL DESARME EN SUDAMERICA
DESINFORMACION
CLARINES DE ALERTA IV
¡NO! Dr. DREYFUS
COMO DEBE SER UN PLAN DE RECOLECCION Y DESARME POR UNA ONG
ONU: PONIENDO LAS COSAS CLARAS
¿QUIERE QUE LE QUITEN LAS ARMAS? HAGA ESTO
¿LA NRA EN LA ARGENTINA?
ARMAS: NOS ESTAMOS EQUIVOCANDO
LOS CALIBRES DE ESCOPETA
CURIOSIDADES DE BALISTICA
NATURALEZA DEL COMBATE
BELGRANO: LA BANDERA NACIONAL
ESTOS ALEMANES
ENTRENAMIENTO MENTAL
TIRO A NADA
LOS ARCABUCES Y EL IDIOMA
Y... APARECIERON LAS ARMAS DE FUEGO
SNIPER
CONCUSION CARDIACA
LOS ORIGENES DE LA INSEGURIDAD
MACH: VELOCIDAD DEL SONIDO
LO QUE VENDRA
EL ARMA DE FUEGO Y LAS ARTES MARCIALES
LA SEGURIDAD AEROCOMERCIAL EN LOS EE UU
EL PERIODISMO Y LAS ARMAS DE FUEGO
UNA VISITA A NORMANDIA
UN REVOLVER DEL 1600
POR QUÉ SE CONTROLAN LAS ARMAS
SOBRE LA GUERRA EN ASIA
CLARINES DE ALERTA
CLARINES DE ALERTA II
CLARINES DE ALERTA III
CASO SHOOTING BAIRES
EL DIA QUE ME ASESINARON
EL PRIMER CENSO DE ARMAS DE LA ARGENTINA

Con mucho humor e ironía

welcome.gif

welcome.gif

arcabu.jpg


A partir del siglo 15, los europeos comprendieron que el mundo era navegable y extremadamente rico, sobre todo en oro. Ansiosos de conquistas y convenciendo al infalible Papa que el planeta no era plano, se lanzaron a catequizar, explotar y colonizar a los nativos de América, Africa, Asia y Oceanía, de acuerdo con sus propias pautas. Para ello, nuestra madre patria (que sigue trabajando en un prostíbulo), destruyó completamente las avanzadas civilizaciones existentes en América.

Al respecto, un popular relato norteamericano, cuenta que antes de la llegada de los europeos, los hombres de esas tierras circulaban semidesnudos, cuando lo creían oportuno se juntaban con sus mujeres que hacían el amor, se hacían cargo de toda la tarea y criaban a sus hijos, mientras ellos salían a pescar y cazar libremente búfalos, osos y aves. Cuando llegaban a la ancianidad, se convertían en patriarcas y consejeros, siendo muy respetados. El chamán curaba lo que podía y si le salía mal lo sacrificaban.
Toda la tierra hasta donde podían ver, era de ellos.

Pero un día vinieron los europeos y los civilizaron, porque a partir de ese momento, los corrieron a tiros; les quitaron las tierras y por las que les quedaron, debieron pagar impuestos; se implantó el divorcio y la división de bienes; debían tener una prepaga y nadie se hacía responsable de la mala praxis; tuvieron que consultar a los abogados y efectuar demandas por cosas que antes lo arreglaba el Consejo de Ancianos, que a diferencia del Congreso, lo hacían ad honorem y se alimentaron de fritas y salchichas. Más tarde Greenpeace se quejó y ahora la caza esta penada por la ley; los ancianos comenzaron a vivir con pensiones muy bajas, discriminados en asilos y además todos tuvieron que aprender otro idioma.

América no hubiese podido conquistar Europa, porque en nuestro continente no se conocían las armas de fuego y no practicaban la náutica y Europa conquistó América, por lo contrario.
Se sabe fehacientemente, que Eric el rojo, vikingo él, llegó mucho antes que Colón a este continente. Eric y su tripulación, hacía mucho que habían dejado a sus mujeres solas en el Báltico y sin calefacción, por lo que prudentemente comenzaron a usar cascos con enormes cuernos.
Otras versiones dicen que el casco vikingo, fue inventado por Alvar Nuñez cabeza de Vaca.

El arcabuz, arma que apareció en el centro de Europa en el siglo 15, en reemplazo de los inseguros cañones de mano, compitió con la ballesta hasta mediados de siglo 16 y fue el instrumento que impuso la ley y idioma. Aún existen oasis idiomáticos, en áreas donde la cultura ancestral prevaleció, como por ejemplo en China, India y Japón.

Cuando en 1241, los mongoles quisieron ampliar su ya vasto imperio desembarcando en el Japón, los samurais tuvieron una gran ayuda divina en respuesta de sus ruegos, en la forma de un oportuno tifón que destruyó la flota invasora. A ese tifón, por haberlos salvado, lo denominaron viento divino, que en japonés se dice kami kaze.
Luego, los japoneses vivieron en el ostracismo, seguramente comiendo ostras, y ostras cosas, hasta que fueron despertados una mañana de 1853 por el Comodoro Perry, triunfante de la guerra de Secesión norteamericana, que en vez de tocar el timbre para comerciar con ellos, disparó sus cañones.
Los nipones se habían quedado en el Teppo, el arcabuz japonés, introducido siglos atrás por los portugueses, que nada podía hacer. Eso por no haber hecho cursos de armero en Alemania, por ejemplo.
Pero se ve que aprendieron la lección, porque algunas décadas después hundieron la flota rusa con sus propios buques de guerra y hasta se animaron más tarde con los EE UU en Pearl Harbour con seis portaviones bien japoneses.
Esta tremenda actitud vengativa de los nipones se mantiene, porque ahora les venden a los norteamericanos automóviles y algunas otras chucherías.

Los ingleses, siguiendo el ejemplo de los portugueses en Brasil, desembarcaron en Buenos Aires, para evitarnos gastos en el futuro y no tener que pagar una academia para aprender inglés, como hacemos ahora.
Tuvimos un preaviso en 1806 (primer llamado) y en 1807 (segundo llamado), ambos infructuosos, porque los mosquetes españoles y criollos dispararon más tiros o estaban mejor apuntados y el aceite caliente, estaba realmente caliente. Además, los ingleses, como consecuencia de estar meses en ultramar venían con visión blanca y estaban enloquecidos con las porteñas y las cantinas de la zona y no querían más lola.
Fue a partir de ese glorioso y sangriento episodio de nuestra historia, que si deseamos hablar inglés, tendremos que ir a una academia, en cambio en Brasil ya hablan portugués y juntos con nosotros el portuñol.

Como la Argentina es un país particularmente ingrato, fusilamos al héroe de la reconquista de Buenos Aires; La 1ª. Junta retó severamente al Gral. Belgrano por haber creado una nueva bandera; hipotecamos la casa del Alte. Brown porque debía impuestos, (aunque a Brown no le pagaban los sueldos) y así durante siglos nos destrozamos entre nosotros, actitud que sigue plenamente vigente.

En venganza por no hablar inglés, desembarcamos en las islas Falkland, para que se llamen Malvinas como corresponde, tratando de imponer nuestro idioma y experimentada desorganización administrativa. Pero esta vez, nuestros arcabuces fueron completamente superados.
Habrá que esperar, pero jamás olvidar.

Es necesario para bien de nuestra Patria, exportar nuestra incompetencia. De este modo los kelpers hablarían español y aprenderían de una vez por todas lo que es el lunfardo, la improvisación, la salida de la convertibilidad, la corrupción y el cacerolazo, como forma de expresión cultural, de manera que conozcan, asimilen y se adapten a nuestra ancestral forma de vida.