Make your own free website on Tripod.com
NOTAS DE
EL DESARME EN SUDAMERICA

welcome.gif

Las campañas de desarme en la Argentina y Brasil, responden a intereses inconfesables

welcome.gif

HOME

LAS MOMIAS DEL LLILLAULLACO | EL DESARME EN SUDAMERICA | DESINFORMACION | CLARINES DE ALERTA IV | ¡NO! Dr. DREYFUS | COMO DEBE SER UN PLAN DE RECOLECCION Y DESARME POR UNA ONG | ONU: PONIENDO LAS COSAS CLARAS | ¿QUIERE QUE LE QUITEN LAS ARMAS? HAGA ESTO | ¿LA NRA EN LA ARGENTINA? | ARMAS: NOS ESTAMOS EQUIVOCANDO | LOS CALIBRES DE ESCOPETA | CURIOSIDADES DE BALISTICA | NATURALEZA DEL COMBATE | BELGRANO: LA BANDERA NACIONAL | ESTOS ALEMANES | ENTRENAMIENTO MENTAL | TIRO A NADA | LOS ARCABUCES Y EL IDIOMA | Y... APARECIERON LAS ARMAS DE FUEGO | SNIPER | CONCUSION CARDIACA | LOS ORIGENES DE LA INSEGURIDAD | MACH: VELOCIDAD DEL SONIDO | LO QUE VENDRA | EL ARMA DE FUEGO Y LAS ARTES MARCIALES | LA SEGURIDAD AEROCOMERCIAL EN LOS EE UU | EL PERIODISMO Y LAS ARMAS DE FUEGO | UNA VISITA A NORMANDIA | UN REVOLVER DEL 1600 | POR QUÉ SE CONTROLAN LAS ARMAS | SOBRE LA GUERRA EN ASIA | CLARINES DE ALERTA | CLARINES DE ALERTA II | CLARINES DE ALERTA III | CASO SHOOTING BAIRES | EL DIA QUE ME ASESINARON | EL PRIMER CENSO DE ARMAS DE LA ARGENTINA

Salta, noviembre de 2004

En 1978, desarrollamos en la Escuela de Guerra Naval, un complejo y detallado trabajo de fin de curso denominado: ¿Cuáles son los objetivos estratégicos de los EE UU a nivel mundial?.
Después de un mes, la impactante conclusión fue: EE UU no tiene objetivos.

Desde ese entonces, la situación ha cambiado mucho. Parecía que la superpotencia sólo estaba desarrollándose en su capullo para surgir con fuerza como los gendarmes del mundo a fines del siglo.
El reelegido presidente Bush, expresó con soltura que su país se adjudica el derecho de intervenir en cualquier lugar del mundo, en la medida que represente una amenaza.
Conversando en 1995 con Buck Revell, Jefe de Terrorismo del FBI, comentó que la amenaza del siglo XXI, sería el terrorismo fundamentalista.

EE UU tiene una enorme experiencia bélica. Se trata de una nación guerrera, de sociedad violenta, que se refleja hasta en sus deportes extremos.
No obstante, la ya reconocida engañosa intervención en Irak, lugar donde los únicos que no sabían que no existían armas de destrucción masiva eran los gobiernos de Washington y Londres, evidencia que no asimilaron los sinsabores de anteriores conflictos. En efecto, los norteamericanos no parecen recordar sus reveses en Corea, Vietnam y Somalia.
Su actual doctrina estratégica de alguna manera sigue basada en sus triunfos en las Guerras Mundiales, que concluyeron con bombardeos de saturación, incluyendo el empleo de armas nucleares.
En esas oportunidades, los norteamericanos y sus aliados, no tuvieron mayores inconvenientes una vez logrado el armisticio. Sólo los miembros del ejército alemán y del nipón poseían armas, que fueron luego decomisadas y destruidas. La población no poseía armas de fuego y no presentaron resistencia durante la posguerra.

En cambio, luego de saturar con bombardeos a Irak y obtenida la ocupación de su territorio y la consecuente rendición de sus tropas, EE UU e Inglaterra se encontraron con una población fuertemente armada, que no combate convencionalmente y les está resultando altamente costosa, en lo militar, económico y político. Su cuerpo: los restos del ejército y las milicias, su arma: la guerrilla y su apéndice: el terrorismo.
Esas acciones irregulares, lograron que España cambie su política exterior, retirando las tropas de Irak, como una de las consecuencias del cruento ataque a los trenes en Madrid.
Un acto terrorista según la versión española y un acto de guerra no convencional, según la Jihad.
Hemos ingresado en la guerra Planetaria, sin límites, sin tiempo, sin preaviso, sin pautas, donde su protohistoria se escribió en la Argentina, con los ataques a la Embajada de Israel y la AMIA..

En el siglo XV, Inglaterra, advirtió su poderío militar en la batalla de Crecy, que originó la guerra de los cien años con Francia. Posteriormente y a partir de Trafalgar, fueron dominando los mares del mundo, ocupando evolutiva y estratégicamente los principales pasos de las rutas marítimas, las Malvinas, Singapur, Honk Kong, Sudáfrica, Suez, el Golfo Pérsico, el Indico, el Mar del Norte y Gibraltar. Un plan adelantado varios siglos para el logro del dominio mundial, que incluyó varios ataques a Buenos Aires.

Años atrás los presidentes De Gaulle y Nixon, prestaron atención al creciente poderío chino, que hoy se convierte en la principal amenaza a las economías de occidente.

Mientras tanto, Sudamérica víctima constante del imperialismo, que persiste en no encarar seriamente el tema y resolver su situación socioeconómica, ha dado un giro hacia la izquierda.
Argentina, Brasil, Uruguay Venezuela y la siempre castrista Cuba están en una línea y forman alguna especie de alianza ideológica o económica. Los nuevos amigos: China y Vietnam.

Si China en los próximos treinta años pusiese un pié en Sudamérica, influyendo económica y políticamente con fuerza, cosa perfectamente factible, entraría inmediatamente en colisión con los intereses de los EE UU e Inglaterra.
Tarde o temprano Sudamérica, aliada con oriente podría representar una amenaza contra el objetivo global imperialista.
Pero esas naciones poseen leyes tolerantes y tienen (excepto Cuba) una población armada, aunque con organismos de control relativamente eficaces. Población civil armada, que a la larga podría hacer muy costosa cualquier intervención militar.
Llegó la hora de promover el desarme civil estratégico en esa región del globo.
Para ello cuentan con IANSA una poderosa organización con sede en Londres, de carácter abolicionista de armas, al servicio de los intereses estratégicos de la corona británica y su principal aliado, los EE UU.
Sus objetivos: preparar el futuro terreno de combate, logrando la paulatina abolición de la tenencia de armas en Sudamérica en especial Argentina y Brasil.
La acción de IANSA, es sólo de forma en los EE UU, que cuenta con la rica experiencia histórica de los minute man y resulta persistente para el resto del mundo, aunque sin prioridades para Africa y Medio Oriente, que todavía no constituyen objetivos estratégicos.
En su propio país, Inglaterra, fracasado el desarme civil, la policía inglesa, tradicionalmente desarmada, pasó del spray a los electrocutores y actualmente a las armas de fuego ocultas, para contrarrestar índices de criminalidad cada vez mayores y más violentos.

Ante esta situación, el PEN ¿qué decisión podría tomar? Para hacerlo acertadamente debería primero estar informado y luego adecuarse a los planes nacionales de largo plazo, pero éstos son inexistentes.
En consecuencia, influenciado por los medios, la desinformación y las utopías, ha iniciado el camino de la restricción paulatina al acceso a las armas de fuego.
Los primeros indicios comenzaron en mayo de este año: no se registran instructores de tiro; el organismo de aplicación: el RENAR, ostenta el récord histórico de demoras en los trámites, incrementando sus costos; no se otorgan portaciones; se suspendió el contacto con los legítimos usuarios a partir del año 2000 (*), no se controlan a las ONG o a las iniciativas individuales que generan planes de recolección de armas; se perdió el diálogo internacional; y es extremadamente difícil lograr permiso para la adquisición de un arma del Decreto 64/95.
Es posible, que transitemos el camino equivocado, si se continúa avanzando coyunturalmente por la delicada ruta de los intereses nacionales, pero con una venda puesta en los ojos.(**)

(*) En el año 2000, se desarrollaron las últimas Jornadas de Derecho y Ley de Armas.
(**) Este artículo fue escrito en la madrugada del 30 de noviembre del 2004, día en que los medios anunciaron un proyecto del PEN para el desarme de la población civil, con fundamentos falsos, en sintonía con resoluciones gubernamentales similares en el Brasil. La propuesta pasará ahora al parlamento, según anunciaron.
Ni la llamada "última dictadura militar" se animó a lanzar un proyecto de esta naturaleza.
Parafraseando las palabras de Mme. Roland antes de pasar por la guillotina:
Democracia, cuantas injusticias se cometen en tu nombre.