Make your own free website on Tripod.com
FORTUNA SEGURIDAD srl
CLUBES DE CAMPO

Home
COMO ACTUAR DURANTE UN ASALTO
TECNICAS ANTIDELICTIVAS
TECNICAS DELICTIVAS
SEGURIDAD EN CONSORCIOS
CLUBES DE CAMPO
¡SECUESTROS!
AHORA ES MAS SEGURO VOLAR
¡TOMADOS COMO REHENES!
PIRATAS DEL ASFALTO
ARMAS BLANCAS
AL UTILIZAR EL ASCENSOR

welcome.gif

Ventajas y desventajas de los countryes

welcome.gif

CLUBES DE CAMPO
El descanso de fin de semana es un deseo no siempre cumplido por los sufridos habitantes de las grandes ciudades. A veces es más de lo mismo y los clubes sociales y deportivos, no siempre cubren las necesidades de todo el núcleo familiar.
En estos casos se piensa en la alternativa de un club de campo o country, que comenzó cumpliendo las funciones de segundo hogar, con las ventajas de un club, actividades para toda la familia y el formidable contacto con la naturaleza con todo lo que ello representa. De esta manera, los interesados pueden orientar sus inquietudes en cuanto a sus preferencias por el golf, polo, deportes náuticos, pesca, juegos de salón, actividades sociales, etc.
Decididamente, existe una franja de alto poder adquisitivo, donde el gasto que representa adquirir o construir una casa en un club de campo, resulta ser una inversión más, no representativa. Por tal motivo podemos observar una importante diversidad de casas, algunas de costos muy elevados y otras más modestas y simples.
Existe una corriente tendiente a convertir las casas de los countryes en viviendas permanentes, mediante el alquiler o venta de las propiedades de la ciudad. Para esta opción, la edad de los niños tiene una gran influencia, porque la forma de vida para ellos cambia notablemente. El relajamiento de vivir en un medio seguro, les permite disfrutar como nunca. Pero con el incremento de la edad, los jóvenes no siempre encuentran en estos barrios todo lo que buscan o necesitan.

GASTOS OCULTOS
Los niños que antes iban al colegio caminando, en el country tienen que hacerlo necesariamente mediante un medio de transporte escolar pago, que no estaba previsto en los cálculos iniciales. A su vez, las diversas edades de los menores implican horarios distintos, destinos distintos y costos distintos.
En forma similar, los adolescentes que concurren a la escuela secundaria, a veces se ven necesitados de tener un medio de transporte propio, moto o motoneta o la necesidad de utilizar micros de línea o charters que proveen este servicio.
Se agregan a estos gastos, los de los dueños de casa en su rutina de trabajo diaria. La sumatoria de peajes, transporte y gastos de combustible, alcanzan una suma mensual de cierta envergadura.
Por otra parte, la vida en un club de campo, requiere la implementación de nuevos servicios. En consecuencia, se agregan a la lista de gastos mensuales o semanales, los correspondientes a las mucamas, pileteros, jardineros, gasistas, proveedores, teléfonos celulares , abonos de distinta naturaleza, etc. con costos que en la ciudad eran mucho menores o bien inexistentes.
A diferencia de una casa o departamento en la ciudad, los clubes de campo, debido a mejoras, ampliaciones, reparaciones, asfalto, nueva iluminación, adicionales, extraordinarias, etc. se encuentran permanentemente en obra, cuyos parámetros son desconocidos, porque normalmente no existen planes de desarrollo: surgen por Asamblea.
Es en este momento, que se observa que la economía que se suponía se iba a lograr, se gasta en aspectos no previstos.

SEGURIDAD
Sin la menor duda, un club de campo, resulta ser mucho más seguro que un domicilio citadino. Sin embargo, las intrusiones de delincuentes que cortan alambradas, trepan paredes y violentan puertas o ventanas, son hechos bastante comunes, a lo que se agregan los asaltos en los accesos por ruta hacia o desde el club de campo escogido.
La existencia de patrullas diurnas o nocturnas, motorizadas o no, son un elemento de control disuasivo, pero no totalmente efectivo, contra este tipo de delincuencia. A esto hay que agregar la posibilidad de que empleados de los contratistas de obra, se tienten con lo ajeno y durante los días de semana ingresen a las casas vacías y roben objetos que luego sacan ocultos entre sus herramientas.
Un club de campo es el fiel reflejo de la sociedad, con todos sus vicios y virtudes, por lo que suele ocurrir que algunos niños y adolescentes, ingresen con fines diversos a las propiedades, en ausencia de sus dueños.
Se concluye que, paradójicamente, estas casas, de aperturas casi siempre débiles, deben poseer un sistema de alarma, tal cual debería tener una casa o departamento de la ciudad. Cuando se construye una casa, rara vez los arquitectos preven las tuberías para el pasaje e instalación de los cables que corresponden a una futura central de alarma y sus sensores. Un detalle importante a tener en cuenta.



ACTITUD MENTAL
La casa del country, permite alternar con la familia, los amigos, realizar negocios y disfrutar del descanso dentro de un marco tranquilo, y eliminar la posibilidad de acciones delictivas típicas de la ciudad.
Para ello se requiere aceptar compartir con terceros, la vida y ciertos aspectos de la privacidad, testigos ineludibles de nuestras virtudes y defectos. Inmediatamente se forman círculos de amigos y a la vez distanciamientos, tal como le sucede a los seres humanos en cualquier época y lugar de la vida. Hay que tener en cuenta para escoger un club de campo, la reglamentación vigente, vinculada con aspectos relacionados con la convivencia, tales como el uso de motocicletas, respeto por los horarios, actividades sociales, culturales y deportivas, autorizaciones para trabajar con máquinas los fines de semana, etc. Vivir en un country es una decisión personal que abarca tanto lo financiero como lo social.


Casa colonial color bronceado - Grande

FORTUNA SEGURIDAD srl
Florida 165 Piso 14
4331 7902
Buenos Aires